Globered
Consigue tu propia página web

Servicom

Control de plagas


0 0 0

PRODUCTOS CONTROL DE PLAGAS.

Por: rhservicom | Publicado: 24/04/2011 03:57 |
Existen diversos productos para el control de plagas según sean las necesidades, lo mismo quimicos que  biologicos algunos que ponemos a su disposición son los siguientes:

INSECFIN LIQUIDO  para control de cucarachas, pulgas, garrapatas, arañas, hormigas, tijerillas.

INSECFIN POLVO para control de pulgas, garrapatas, alacranes, tijerillas, hormigas, etc.

RATICIDA con activo anticuagulante para ratas, ratones, topos,

PARA el cuidado de su perro contamos con shampoo y pastillas para combatir pulgas y garrapatas.
 
Según su acción específica pueden considerarse:
  1. Insecticida
  2. Acaricida
  3. Fungicidas
  4. Desinfectante y Bactericida
  5. Herbicida
  6. Fitorregulador y productos afines
  7. Rodenticida y varios
  8. Específicos post-cosecha y simientes
  9. Protectores de maderas, fibras y derivados
  10. Plaguicidas específicos varios

Según el estado de presentación o sistema utilizado en la aplicación:

  • Gases o gases licuados.
  • Fumigantes y aerosoles.
  • Polvos con diámetro de partícula inferior a 50 µm.
  • Sólidos, excepto los cebos y los preparados en forma de tabletas.
  • Líquidos.
  • Cebos y tabletas.

Según su constitución química, los plaguicidas pueden clasificarse en varios grupos, los más importantes son:

Algunos de estos grupos engloban varias estructuras diferenciadas, por lo que, en caso de interés, es posible efectuar una subdivisión de los mismos.

 

Insecticida.

Un insecticida es un compuesto químico utilizado para matar insectos. El origen etimológico de la palabra insecticida deriva del latín y significa literalmente matar insectos. Es un tipo de biocida.

 

Historia y origen

Ya en la época helenística se describe el uso de diferentes productos para ahuyentar las moscas y las momias eran tratadas con diferentes esencias para protegerlas de la acción de sus cuerpos. Tomaban cenizas y las combinaban con grasa de cerdo para repeler a estos insectos.

El desarrollo de la botánica y los descubrimientos de nuevas plantas para su utilización industrial y productiva en los siglos XVII y XVIII, llevó el descubrimiento de propiedades insecticidas en esencias vegetales como el tabaco y el piretro.

No fue hasta el siglo XX con el desarrollo exponencial de la industria de síntesis química cuando se comienzan a producir y diseñar productos insecticidas de síntesis o sintéticos.

A partir del tercer tercio del siglo XX y comienzos del siglo XXI y debido a los problemas de toxicidad inespecíficos de los insecticidas sintéticos se comienzan a desarrollar productos menos tóxicos y más específicos.

Principales familias de insecticidas orgánicos sintéticos por orden de aparición

Organoclorado

Chloroform2.svg

Chloroform-3D-vdW.png
Dos representaciones
de un organoclorado:
cloroformo.

Un compuesto organoclorado,1 hidrocarburo clorado, clorocarbono o compuesto orgánico clorado es un compuesto químico orgánico, es decir, compuesto por un esqueleto de átomos de carbono, en el cual, algunos de los átomos de hidrógeno unidos al carbono, han sido reemplazados por átomos de cloro, unidos por enlaces covalentes al carbono.

Su amplia variedad estructural y las propiedades químicas divergentes conducen a una amplia gama de aplicaciones. Muchos derivados clorados son controvertidos debido a los efectos de estos compuestos en el medio ambiente y la salud humana y animal, siendo en general dañinos para los seres vivos,2 pudiendo llegar a ser cancerigenos. Muchos de ellos se emplean por su acción insecticida o pesticida;3 otros son subproductos de la industria.

Algunos ejemplos de organoclorados son: triclorometano CHCl3, tetracloruro de carbono CCl4, DDT o sucralosa.

 

Organofosforados.

 

Los organofosforados son un grupo de químicos usados como plaguicidas artificiales aplicados para controlar las poblaciones plagasde insectos.

La segunda guerra mundial trajo aparejada una gran revolución de la industria química. En dicho marco aparecieron los organofosforados como desarrollo exclusivamente militar (gases neurotóxicos) y luego de la guerra, con un amplio uso agrícola. Así aparecieron en los 50's el paratión y el malatión, organofosforados que se consolidaron como insecticidas principalmente agrícolas y su uso se incrementó enormemente con la prohibición del uso de los organoclorados.

 

Mecanismo de acción

Los organofosforados son sustancias orgánicas de síntesis, conformadas por un átomo de fósforo unido a 4 átomos de carbono o en algunas sustancias a 3 de oxígeno y uno de azufre. Una de las uniones fósforo-oxígeno es bastante débil y el fósforo liberado de este “grupo libre” se asocia a la acetilcolinesterasa. La acetilcolinesterasa se encarga de degradar la acetilcolina (ACh) del medio. Al no destruirse la ACh se produce una hiperactividad nerviosa que finaliza con la muerte del individuo. Sus características principales son su alta toxicidad, su baja estabilidad química y su nula acumulación en los tejidos, característica ésta que lo posiciona en ventaja con respecto a los organoclorados de baja degradabilidad y gran bioacumulación.

 

Insecticidas de tipo carbamato

Los también llamados insecticidas carbamato presentan un grupo funcional formado por un ester carbamato. Incluidos en este grupo se encuentran por ejemplo el aldicarb, carbofurano (Furadan), fenoxycarb, tiocarb, carbaril (Sevin), ethienocarb, y fenobucarb. Estos insecticidas matan insectos causando la inactivacion reversible de la enzima acetilcolinesterasa2 . Los insecticidas organofosforados también inhiben esta enzima, aunque lo hacen de manera irreversible, y por lo tanto causan un envenenamiento y un síndrome colinérgico mucho más severos.2

El repelente para insectos icaridin es un carbamato sustituido.

 

 

Piretroide

Los piretroides son moléculas con actividad insecticida que se aplican a cosechas, plantas de jardines, animales domésticos y también directamente a seres humanos. Los piretroides son sustancias químicas que se obtienen por síntesis y poseen una estructura muy parecida a las piretrinas. Generalmente son compuesto más tóxicos para los insectos y también para los peces. Permanecen durante más tiempo en el medio ambiente que las piretrinas ya que la modificación química en su fórmula los hace más estables a la luz solar y el calor. Se hidrolizan por álcalis (en las formulaciones se utilizan derivados de petróleo como disolventes). Son relativamente biodegradables y no causan resistencia entre los insectos. Representan ambos lo más antiguo y, a la vez, lo más novedoso de los insecticidas.Se han desarrollado más de 1.000 piretroides, pero menos de una docena se usan actualmente en los EE. UU. La permetrina es el piretroide más usado actualmente en ese país.

En años recientes se han producido ampliamente como insecticidas los piretroides. El primero de estos fue el aletrina y otro ejemplo común es el fenvalerato. Es conveniente mencionar que casi todos los nombres asignados a los plaguicidas sintéticos son palabras que no existen en ninguna lengua y que fueron acuñados por las empresas que los producen. Entre ellos: Fluvalinato, Ciflutrina, Bifentrina, Fenpropatrina, Resmetrina, Sumitrína, Permetrina, Esfenvalerato, Cipermetrína, Lambda-cihalotrina, Deltametrina, Teflutrina, Tetrametrina y Tralometrina.

Los piretroides son un grupo de pesticidas artificiales desarrollados para controlar preponderantemente las poblaciones de insectos plaga. Este grupo surgió como un intento por parte del hombre de emular los efectos insecticidas de las piretrinas naturales obtenidas del crisantemo, que se venían usando desde 1850.

La obtención de piretrinas sintéticas (denominadas piretroides, es decir, “semejantes a piretrinas”), se remonta a la fabricación de la Aletrina en 1949. Desde ese entonces su uso se ha ido ampliando en la medida en que los demás pesticidas eran acusados de alta residualidad, bioacumulación y carcinogénesis (organoclorados) y por otra parte el alto efecto tóxico en organismos no plaga y en mamíferos (carbamatos y organofosforados). Los piretroides, en cambio, no poseen estas desventajas y debido a las bajas cantidades de producto necesarias para combatir las plagas su costo operativo es más que conveniente.

 

 

Regulador del crecimiento de insectos


Un regulador del crecimiento de insectos (IGR) es una sustancia (química) que inhibe el ciclo de vida de un insecto. IGR se utilizan normalmente para controlar las poblaciones de plagas dañinas, tales como cucarachas o pulgas. [1]
Contenido

    
1 Ventajas
    
2 Cómo trabajar IGR
        
2,1 IGR hormonales
        
2,2 inhibidores de la síntesis de quitina


Ventajas

 Muchos IGR están etiquetados como "de riesgo reducido" por la Agencia de Protección del Medio Ambiente, lo que significa que se dirigen a las poblaciones de insectos dañinos juveniles mientras que causan menos efectos perjudiciales para los insectos beneficiosos. A diferencia de los insecticidas clásicos, IGR no afectan el sistema nervioso de los insectos y por tanto son más favorables a los trabajadores dentro de ambientes cerrados. [2] IGR son también más compatible con los sistemas de manejo de plagas que utilizan controles biológicos. Además, mientras que los insectos pueden desarrollar resistencia a los insecticidas, que son menos propensos a convertirse en resistentes a la IGR. [3]
Cómo trabajan los IGR

Como un insecto crece, se somete a un proceso llamado muda, donde se desarrolla un nuevo exoesqueleto bajo el viejo que luego arroja para permitir que el nuevo se hinche hasta un tamaño nuevo y se endurece. [3] IGR evita que el insecto  llegue a la madurez por interferir con el proceso de muda. [4] Esto, a su vez, frena las infestaciones por insectos inmaduros que no pueden reproducirse. [1] Debido a que el trabajo de IGR al interferir con el proceso de muda de un insecto,  tardan más en matar que  los insecticidas tradicionales. La muerte ocurre típicamente dentro de 3 a 10 días, dependiendo del producto, la etapa de vida del insecto cuando se aplica el producto y de la rapidez conque el insecto se desarrolla. Algunos IGR causan que los  insectos dejen de alimentarse mucho antes de su muerte. [4]
IGR hormonales

IGR hormonales trabajan típicamente por imitación o la inhibición de la hormona juvenil (JH), uno de los dos principales hormonas involucradas en muda de los insectos. IGR también puede inhibir la otra hormona, ecdisona,  Si JH está presente en el momento de la muda, las mudas de insectos tiene  una forma más grande que las larvas.; En su ausencia, de la muda en una pupa o adulto [4] IGR que imitan JH puede producir prematura de muda de los jóvenes etapas inmaduras, lo que altera el desarrollo larvario. [4] También pueden actuar sobre los huevos, provocando la esterilización, lo que altera el comportamiento o altera la diapausa, el proceso que hace que un insecto  quede latente antes del invierno. [3] IGR que inhiben la producción JH puede causar insectos de mudar prematuramente en un adulto funcional. [3] IGR que inhiben la ecdisona puede causar mortalidad pupal mediante la interrupción de la transformación de los tejidos larvarios en los tejidos adultos durante la fase de pupa. [4]
Inhibidores de la síntesis de quitina

Inhibidores de la síntesis de quitina actúan evitando la formación de quitina, un hidrato de carbono necesaria para formar exoesqueleto del insecto. Con estos inhibidores, un insecto crece normalmente hasta que se muda. Los inhibidores  evitan que el nuevo exoesqueleto se formen correctamente, provocando que el insecto  muera. La muerte puede ser rápida o tardar hasta varios días, dependiendo del insecto. Inhibidores de síntesis de quitina también puede matar huevos y de perturbar el normal desarrollo embrionario. [2] [3] inhibidores de síntesis de quitina afectan a los insectos durante largos períodos de tiempo más largos que los IGR hormonales. Estos son también más rápido de acción, pero puede afectar a los insectos predadores, artrópodos e incluso peces.


Acaricidas.

Un acaricida es un plaguicida que se utiliza para eliminar, controlar o prevenir la presencia o acción de los ácaros mediante una acción química.

Los ácaros son arácnidos diminutos de cuerpo ovalado en los que la cabeza, tórax y abdomen se encuentran fusionados en un cuerpo no segmentado. Al igual que la mayoría de los arácnidos presentan respiración traqueal y viven tanto en hábitats terrestres como acuáticos. Entre los ácaros más importantes se encuentran el ácaro rojo (Trombiculidae), el ácaro de la sarna (Sarcoptidae) que afecta a animales como la garrapata, los ácaros que infectan el folículo del pelo y de las glándulas sebáceas humanas (Demodicidae) y los que afectan a la piel de las aves (Dermanyssidae).

Índice

Clasificación según su modo de acción

Este tipo de compuestos presentan las suficientes diferencias en cuanto a morfología, fisiología, reactividad y toxicología como para establecer diversas clasificaciones. Sin embargo, en este caso, nos centraremos únicamente en su mecanismo de acción.

  • Activadores del canal cloro: Lactonas macrocíclicas tipo avermectinas (abamectina, doramectina, ivermectina) y milbemicinas (milbemicina, moxidectina)
  • Antagonistas del receptor nicotínico de la acetilcolina: Neonicotinoides (acetamiprid, imidacloprid, tiametoxam...) y Espinosinas (Espinosad)
  • Antagonistas del receptor GABA (canal cloro): Fenilpirazoides (fipronilo)
  • Bloqueadores selectivos de la alimentación: Pimetrocina y Flonicamid.
  • Bloqueadores del canal de sodio dependiente del voltaje: Indoxacarb y Metaflumizona.Bloqueadores del canal de sodio dependiente del voltaje: Indoxacarb y Metaflumizona.
  • Compuestos de modo de acción desconocido: Dicofol y Piridalilo
  • Compuestos de modo de acción no específico: Azufre, Sulfato de bario, Aceites minerales y vegetales.
  • Disruptores microbianos de las membranas digestivas: Bacillus thuringiensis var.aizawai, Bacillus thuringiensis var.israelensis, Bacillus thuringiensis var.kusrstaki, Bacillus thuringiensis var.tenebrionesis.
  • Disruptores de la muda: Ciromazina.
  • Disruptores de la ecdisona: Diacilhidracinas (metoxifenocida, tebufenocida) y Azadiractina.
  • Inhibidores de la acetilcolinesterasa: Carbamatos (carbarilo, carbosulfán, metomilo...)
  • Inhibidores de la colinesterasa: Organofosforados (diazinón, malatión, metamidofós, triclorfón...)
  • Inhibidores del crecimiento de los ácaros: Clofentezina, Hexitiazox y Etoxazol.
  • Inhibidores de la monooxidasa: Formamidinas (amitraz)
  • Inhibidores de la síntesis de ATP: Acaricidas orgánicos de estaño (cihexaestan, fenbutestan.1 ) y Propargita.
  • Inhibidores de la síntesis de quitina tipo 0, Lepidópteros: Benzoilureas (diflubenzurón, hexaflumurón, lufenurón, teflubenzurón...)
  • Inhibidores de la síntesis de quitina tipo 1, Homópteros: Buprofezina
  • Inhibidores de la síntesís de lípidos: Derivados del ácido tetrónico.
  • Inhibidores neuronales: Bifenazato.
  • Inhibidores de la aconitasa: Fluoroacetato.
  • Inhibidores del transporte de electrones:Acaricidas METI, Acequinocilo, Fosfuro de aluminio, Cianida y Fosfina.
  • Miméticos de hormonas juveniles:Fenoxicarb y Piriproxifén.
  • Moduladores del canal sodio: Piretroides (acrinatrina, cipermetrina, deltametrina, etofenprox, permetrina...) y Piretrinas (piretrinas naturales y pelitre)
  • Moduladores del receptor Rianodin: Diamidas
  • Neurotóxicos: Organoclorados (lindano, toxafeno, hexacloruro de bencilo, aldrina, dieldrina, HCT, DDT...).

Actividad

En sus cuatro fases de desarrollo (huevo, larva, ninfa y adulto) los ácaros son afectados de diferentes formas por los diversos acaricidas. Así, por ejemplo el Amitraz afecta únicamente a los estadios de huevo y larva mientras que el Hexitiazox y el Tebufenpirad actúan sobre las cuatro fases.

Impacto ambiental

De acuerdo con lo establecido por la FAO (1987) todos los acaricidas deben ser considerados tóxicos para el hombre, los animales y el medio ambiente por lo que es indispensable mantener especial cuidado en la aplicación y eliminación de los residuos generados. El efecto directo de este tipo de productos es menos importante que el indirecto, el cual afecta a su fisiología y reproducción.

Los principales efectos de este tipo de sustancias sobre el medio ambiente y la salud humana son:

  • La difusión ambiental en los diferentes sistemas (acuático, terrestre y aéreo).
  • La toxicidad propia de cada compuesto.

Para referirse a ella se utiliza con bastante frecuencia la dosis letal 50 (DL50), definida como mg de plaguicida por kg de peso del animal, necesarios para producir la muerte del 50% de individuos de la especie considerada. Puede hacer referencia a toxicidad oral,crónica o aguda, dérmica y por inhalación. Para el hombre las vías más frecuentes de intoxicación son a través del aparato respiratorio y la piel. También se utilizan entre otras unidades de medida, la concentración letal (CL50)y la concentración efectiva 50 (CE50). Hay que considerar que algunas sustancias pueden ocasionar efectos sinérgicos con otras, potenciando la toxicidad. Según el grado de toxicidad podemos dividir tres grupos las sustancias: A(poco tóxicas), B(medianamente tóxicas) y C(muy tóxicas)

  • La capacidad de acumulación en la cadena trófica.

Debido a su persistencia y su elevada solubilidad en grasas, al ser ingeridos pueden acumularse en el tejido adiposo,lo que produce su acumulación en la cadena trófica.

  • La persistencia en el medio ambiente.La persistencia de un plaguicida en el medio ambiente (aguas o suelos ) se define como el tiempo necesario para que pierda el 95% de su actividad ambiental, o mediante el concepto de vida media, siendo ésta el tiempo que tarda en degradarse la mitad de la cantidad de pesticida aplicada. Este tiempo puede variar considerablemente de unos a otros pesticidas. Se habla de pesticidas persistentes si la vida media es superior a 6 meses–1 año, moderadamente persistentes de 2 a 4 meses y fácilmente degradables si es inferior a 15 días. Los procesos de degradación más importantes son de tipo bioquímico(biodegradación), así como de carácter químico (oxidación, hidrólisis...) y también fotoquímico.

La velocidad de biodegradación depende de varios factores, entre los cabe destacar:

  • Estructura molecular: los compuestos aromáticos y halogenados son más resistentes y la velocidad de biodegradación disminuye al aumentar el peso molecular y disminuir la velocidad en agua.
  • Temperatura, pH de medio y concentración de microorganismos.

De todas formas, la toxicidad, persistencia e impacto ambiental varía mucho de unos a otros acaricidas. Como criterio general a la hora de elegir un posible acaricida han de considerarse, por un lado, los posibles beneficios (acción contra la plaga) y, por otro, los riesgos ecológicos y humanos derivados de su aplicación.

Los efectos sobre el medio ambiente pueden minimizarse mejorando los métodos de aplicación, ajustando la dosis y conociendo los efectos y características concretas de los distintos acaricidas.

  • Desequilibrios ecológicos
  • Resistencia.
Efectos de algunos acaricidas
  • Avermectinas: son tóxicos para los organismos acuáticos aunque poco persistentes.
  • Organofosforados: son derivados de ácidos fosfóricos y tiofosfóricos. No son persistentes,de ahí que se descompongan en días o semanas y no se encuentren en las cadenas tróficas, pero si son mucho más tóxicos para los seres humanos y otros mamíferos que los organoclorados, originando problemas inmediatos de salud tras la exposición a estos compuestos por inhalación, ingestión o absorción a través de la piel. Este tipo de compuestos actúan inhibiendo la acción de la acetilcolinesteresa, cuya función biológica consiste en catalizar la hidrólisis de la acetilcolina que rige las transmisiones de los impulsos nerviosos.Actualmente podemos dividirlos en 4 grupos:
    • Ésteres fosfóricos
    • Ésteres tiofosfóricos
    • Ésteres ditiofosfóricos
    • Ésteres fosfónicos
      • Carbamatos: son persistentes y tóxicos para una gran variedad de organismos (mamíferos, aves, insectos...). Son compuestos derivados del ácido carbámico H2NCOOH, cuyas fórmulas son del tipo RR1NCOOR2. Su uso se inició en los años 50. Su modo de acción es similar al de los organofosforados. Son compuestos además que poseen una vida corta en el medio ambiente, ya que reaccionan con agua y se descomponen para dar productos más simples e inocuos. Son atractivos para algunas aplicaciones, ya que su toxicidad epidérmica es bastante baja.
      • Organoclorados: son muy persistentes en el medio y en los organismos vivos, en los que se acumulan. Debido a ello su uso está limitado por la Unión Europea.

La mayoría de estos acaricidas presentan propiedades notables como:

  • Estabilidad a la descomposición o degradación en el medio ambiente.
  • Bajas solubilidad en agua, excepto si las moléculas presentan átomos de oxígeno o nitrógeno.
  • Alta solubilidad en medios hidrocarbonados, como la materia grasa de los organismos vivos.
  • Relativamente alta toxicidad a los insectos, pero baja a los seres humanos.

La contaminación en medios acuáticos originada por este tipo de compuestos puede llevar a ciertos engaños. Ya que la mayoría de los compuestos organoclorados son más solubles en medios orgánicos que en agua. Por tanto en reservorios de agua, como ríos y lagos, es más probable que los compuestos organoclorados se unan a las superficies de las partículas de materia orgánica suspendidas en el agua y en los sedimentos fangosos que están en el fondo.A partir de estas fuentes, estos compuestos entran en organismos vivos como los peces. Por lo tanto muchos de estos compuestos se encuentran en los tejidos de los peces a concentraciones muy superiores en los organismos vivos que en las aguas en las que se encuentran. Hay varias razones para que ocurra esta bioacumulación de compuestos químicos en sistemas biológicos.

En primer lugar, muchos compuestos organoclorados son como comentamos anteriormente más solubles en medios hidrocarbonados, como los tejidos grasos de los peces en agua. Así pues,cuando el agua pasa a través de las branquias de los peces, los compuestos se difunden selectivamente del agua a la carne grasa de animal, donde está más concentrada. Este tipo de proceso (que también afecta a otros organismos además de los peces se llama bioconcentración.

Además los peces también bioacumulan los compuestos orgánicos que están incorporados en los alimentos que comen y en la ingestión de partículas presentes en el agua en los sedimentos, en los que están adsorbidos este tipo de compuestos. En muchos de estos casos, los compuestos químicos no son metabolizados por los peces; la sustancia simplemente se acumula en los tejidos grasos del pez, lugar donde su concentración aumenta con el tiempo. Además se ha observado que la concentración promedio de muchos compuestos también aumenta drásticamente a medida que se va bajando por la red trófica,la cual es una secuencia de especies cada una de las cuales se alimenta de la anterior cadena.

Según su estructura química la mayoría de los acaricidas de este grupo presentan estructuras análogas al DDT:

  • Piretroides: son tóxicos para los insectos, los peces y organismos acuáticos pero no para los mamíferos.
  • Propargita: presenta una baja toxicidad en animales aunque si produce irritación y sensibilización.

Métodos de aplicación sobre animales

  • Baños: método sencillo y eficaz que requiere que los baños se construyan de tal manera que la entrada y salida de los animales se realice con facilidad. El manejo de la solución exige emplear la concentración de acaricida adecuada y mantener ésta sin contaminantes.
  • Mangas de rociado y aspersión: método rápido y económico basado en un circuito de tuberías y boquillas estratégicamente situadas, a través de las cuales el producto acaricida es bombeado a baja presión desde un depósito.
  • Aspersión o rociado manual: versión portátil de la manga de rociado pero menos eficaz.
  • Unción manual: es un método poco práctico que sólo tiene utilidad en ocasiones puntuales.

Acaricidas más habituales

  • Amitraz: ovo-larvicida aplicado no sólo en la agricultura sino también en la ganadería (eliminación de garrapatas).
  • Azufre: acaricida y fungicida ampliamente utilizado en huertos, plantas ornamentales, vegetales...
  • Dicofol: actúa sobre los ácaros adultos, posee una elevada actividad residual y una extensa aplicación agrícola.

Compuesto similar al DDT, pero que ha sustituido el grupo tricloroetano por otro tricloroetanol.

  • Propargita: acaricida con acción residual.
  • Tetradifon: ovicida sin actividad en ácaros adultos e importante acción residual.

También similar al DDT pero han sustituido el grupo tricloroetano por un grupo sulfonato o sulfona.

  • Etion y Piridafention: insecticidas fosforados que presentan capacidad acaricida.
  • Hexitiazox y Fenbutestan: compuestos orgánicos sintéticos diseñados específicamente para combatir ácaros, aunque algunos también presentan actividad insecticida.



 

 

 

Tel. 646 205 33 55     Cel  646 185 83 43
Correo  rhservicom@gmail.com

Comenta